El luto musical

Quizá la muerte no sea la temática más alentadora bajo ningún contexto, pero los tiempos son convulsionados y es inevitable que una sensación de fin se encuentre dando vueltas por el inconsciente colectivo.

Toda la oleada de pandemia, guerras y crisis humanitarias en general me han hecho pensar, entre muchas otras cosas, en aquel momento de luto que sufren las bandas y cómo lo han hecho para enfrentar el face to face con el posible fin. Pero no EL fin, sino que SU fin.

Y pienso particularmente en bandas de rock por toda la dinámica de compañerismo que lo caracteriza. Pienso que son largos períodos de tiempo en gira, compartiendo la mayoría de los espacios con un determinado grupo de personas durante años y debiendo compaginar su vida personal y laboral en una sola.

No es de extrañarse entonces que el rock esté lleno de homenajes desde bandas a sus compañeros perdidos.

Aquí algunos ejemplos:

So far away – Avenged Sevenfold

Perder a un ser querido nunca es fácil. En el caso de Avenged Sevenfold, pegó mucho más fuerte haber perdido prematuramente a quien no solo fuera un miembro fundador de la banda, sino que también un amigo de infancia y de toda la vida: el baterista Jimmy The Rev Sullivan.

Uno de los motores creativos de A7X dejó este mundo de manera inesperada e injusta. Según el examen forense, su deceso ocurrió a causa de una sobredosis de opioides que más tarde revelaría que fue accidental, ya que la desafortunada mezcla de medicamentos consumidos eran para aliviar dolores, ansiedad y la cardiomegalia que padecía el baterista, condición que sufren quienes tienen un corazón más grande de lo normal.

En su homenaje, el guitarrista Synyster Gates escribiría la canción So Far Away (2011), el cual sería el tercer single del último álbum grabado por The Rev: Nightmare (2012) y cuyo video se estrenó el 2011 por MTV, mostrando escenas de Jimmy y una representación de sus vidas con él siendo adolescentes.

All Over Now – The Cranberries

El año 2018 el mundo quedó sorprendido por la prematura pérdida de Dolores O’Riordan a la corta edad de 46 años.

Un personaje tan talentoso como atormentado por una vida ataviada de pobreza, trastornos, depresión, abusos sexuales y cuestionamientos sobre su fama. Lo cierto es que todos los fans de The Cranberries vivíamos con la esperanza de que el sol saliera alguna vez en la vida de Dolores, pero su inesperada muerte apagó toda ilusión de que eso algún día fuera a suceder.

Poco antes de su deceso, la irlandesa se encontraba con The Cranberries grabando su último material de estudio In The End (2019) nombre utilizado por ser el último trabajo conjunto de la banda.

Si bien All Over Now no es un tema dedicado exclusivamente a Dolores, si fue el primer single lanzado para promocionar el disco cumplido un año de la pérdida de la vocalista. Según explicó la misma banda en su oportunidad: «En diciembre de 2017, Dolores había completado y grabado la voz para la etapa final de la maqueta de 11 canciones que aparecen en esta grabación y habíamos planeado entrar en el estudio para completar el álbum a principios del 2018.

Después de la devastadora e inesperada muerte de Dolores en enero de 2018, nos tomamos un tiempo fuera y pusimos todos los planes en espera. Con el paso del tiempo, empezamos a pensar en la mejor manera de honrar a nuestra íntima amiga y compañera de banda. Este fue un proceso muy doloroso. Recordamos cómo Dolores había estado tan emocionada por la perspectiva de hacer este disco y volver a las pistas para tocar las canciones en vivo y nos dimos cuenta que lo más significativo que podíamos hacer era terminar el álbum que habíamos comenzado con ella. Sentimos que esto es lo que ella querría.»

El último homenaje realizado por la banda fue el lanzamiento del material Remembering Dolores (2021) en el marco del cumpleaños número 50 de la irlandesa, el cual recopila una serie de canciones quizá desconocidas para el público, pero significativas para las personas más cercanas a Dolores que aún la recuerdan con el mismo cariño.

Back in Black – AC/DC

El tema más conocido e icónico de la banda AC/DC guarda quizá uno de los trasfondos más emotivos de los 80’s. Y no es para menos, si la banda australiana logró un panorama casi imposible para muchas bandas que pierden a vocalistas tan icónicos: encontrar uno nuevo que mantuviera el mismo éxito que su predecesor.

Era 1980 cuando el mundo recibía la noticia de que Bon Scott, legendario lead singer de AC/DC moría a causa de una noche de borrachera que lo llevó a ahogarse en su propio vómito. Muy digno de un rockstar.

Poco antes del anuncio de Brian Johnson, la banda igualmente se encontraba haciendo audiciones para encontrar un nuevo vocalista, pero todas resultaron infructuosas. No fue sino poco después de la muerte de Scott que Angus Young (guitarra) recordó que una vez el mismo Bon le había hablado de Brian, por lo que lo buscaron enseguida para audicionar. El click fue inmediato.

La primera tarea de Johnson sería la grabación de Back in Black (1980) álbum que sería la representación del regreso renovado de AC/DC a los escenarios. La canción que da nombre al disco sería la elegida para homenajear a Bon Scott a través de todo un simbolismo bajo la lógica de I’m back from the dead a través del nuevo y legendario Brian Johnson.

Death By Rock and Roll – The Pretty Reckless

Una historia de resurrección al más puro estilo Back in Black, pero en pleno 2021.

El 2017 pudo haber sido el último año que supiéramos de The Pretty Reckless, después de una serie de tragedias que sacudió a la banda.

Primero, el shock emocional que significó para su vocalista haber sido teloneros de lo que fue la última gira de Chris Cornell, habiendo compartido unas horas antes de su deceso y solo un año más tarde perder al productor y miembro fundador de la banda, Kato Khandwala, quien fue además el responsable de ayudar a Taylor Momsen a transicionar del mundo actoral a su sueño protagonizado por la música.

Luego de casi 5 años de ausencia, la banda volvería con todo un álbum nuevo a cuestas, guardando un especial significado tras haber sido lo que les permitió salir adelante y promocionando como primer single el tema homónimo Death By Rock And Roll (2021) en homenaje a Chris, Kato y otras referencias que vale la pena descubrir a través de la letra y video.

Entrada relacionada: Death by Rock and Roll: Requiem y legado

Show Must Go On – Queen

¿Es realmente necesario decir algo más sobre la pérdida de Freddie Mercury?

El fallecimiento de uno de los vocalistas más importantes de todos los tiempos sigue impactando y calando hondo hasta el día de hoy en el corazón de todas las generaciones que hemos alcanzado a crecer escuchando Queen, muchas veces gracias a la herencia de generaciones pasadas.

Show Must Go On (el show debe continuar) fue una de las últimas grabaciones de Freddie Mercury cuando se encontraba en una de las etapas más complejas de la enfermedad que le arrebató la vida. Compuesto también por Brian May, el guitarrista cuenta que tenía serias dudas de si Freddie iba a poder grabar la canción, considerando su debilitado estado y el esfuerzo vocal que implicaba el tema. Sin embargo, tras un acto muy propio del vocalista, tomó un vaso de vodka y consiguió realizar la grabación de lo que sería el último gran himno de Queen, incluido en el álbum Innuendo (1991)

Wish You Were Here – Pink Floyd

La canción preferida por los amantes a distancia o por quienes se encuentran viviendo el luto de una relación fallida. Si bien las canciones están hechas para que su interpretación quede a merced del oyente, Wish You Were Here está lejos de ser una canción de amor… O al menos de amor romántico.

Lo cierto es que el tema fue compuesto por Roger Waters y David Gilmour en homenaje al ex miembro fundador de Pink Floyd, Syd Barret, quien tras profundos problemas con las drogas cayó en el abismo de una enfermedad mental que le hizo imposible su continuidad en la banda.

Lo más descorazonador de todo es que, según han comentado los miembros de la banda en numerosas entrevistas, cuando se encontraban en la grabación del disco en los legendarios estudios de Abbey Road, un día Barret se apareció de manera súbita en los estudios de grabación con una apariencia completamente desconcertante e irreconocible, lo que dejó a la banda con un shock emocional que jamás pudieron superar.

Según dicen por ahí, no volvieron a ver a Syd hasta el día de su muerte en el año 2006.


Un comentario sobre “El luto musical

Agrega el tuyo

  1. Muy buena e interesante entrada, como siempre 🤩.
    Aprovecharé el espacio para sumar al tremendo Gato Alquinta de Los Jaivas. Hace un tiempo vi un documental donde los mismos miembros de la banda mencionaban el shock que significó su partida no solo como compañero y amigo, sino como principal pieza de acción dentro de la banda. Afortunadamente, hoy sabemos que lograron reponerse ❤️‍🩹.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: